Qué hacemos > Servicios para cuidadores

Servicios para cuidadores

Departamento de Psicología

En el Alzheimer, no hay una persona que cuidar, sino dos. El cuidador principal es el que más padece el proceso de la enfermedad, pues está con el enfermo desde los primeros síntomas de despistes aún sin diagnosticar. Cuando recibe el diagnostico de su familiar (padre o madre generalmente), es cuando necesita más ayuda, pues resulta un impacto el hecho de que te digan que un diagnóstico va a cambiar tu vida. Ahí es cuando las asociaciones de Alzheimer nos presentamos como recurso para informar a las familias de lo que es la enfermedad, actuamos como guías para las tomas de decisiones, asesoramos y servimos de apoyo psicológico. Desde entonces estamos con las familias, ofreciéndoles también terapia en grupos de apoyo, pues las dificultades compartidas por aquellos que viven o han vivido lo mismo que tú, ofrecen una tranquilidad necesaria, pues ser comprendidos es lo más necesario en estas circunstancias.

Combinamos así el apoyo en grupo con el individual; también necesario, pues también son esenciales momentos íntimos. Y al ser una enfermedad que cambia los hábitos de una familia, esta pude entrar en disputa para atender a su familiar, pues en todas las familias los adultos trabajan, hay niños pequeños, y una vida organizada... Ahí se necesita una reorganización en cuanto a obligaciones y funciones, y ahí actúan las asociaciones, ayudando a que este proceso sea menos dificultoso. Pero no solo nos reunimos para contar las situaciones en casa, también se necesita momentos de risa, proporcionados por eventos celebrado con desayunos o almuerzos, en los que compartimos risas, cantos y tapas.